Con Yoga Armoniza Cuerpo y Mente

Esta milenaria disciplina es de los mejores sistemas de cuidado integral que existen. En el Yoga, el cuerpo, mente y espíritu se fortalecen y se calman con la práctica de las asanas, la respiración y la meditación.

Yoga, para armonizar cuerpo y mente.

Además de considerarse una práctica, el Yoga es un modo de vida que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu a través de la práctica de las asanas, la respiración y la meditación. Practicado en la India desde hace cientos de años, se ha transformado en uno de los sistemas de acondicionamiento físico y bienestar espiritual con más adeptos en la actualidad.

Women practicing yoga in a class

El hinduismo es una de las culturas más complejas del planeta. El Yoga es parte integrante de su tradición religiosa, espiritual, cultural y social. Hay textos de hace cientos de años que ya mencionan prácticas de meditación, respiración, trascendencia del yo y una serie de posturas que asisten al yogui a purificar su cuerpo: las asanas.

Existen más de 100 diferentes formas de Yoga. En occidente se conocen y se practican distintos estilos que derivan del Hatha Yoga, uno de los más activos. Los hay más espirituales, como el Yoga Kundalini, o bien más físicos y exigentes, como el Yoga Bikram, que se practica en una habitación a alta temperatura (como es en la India). Además hay un Yoga facial para relajar y fortalecer los músculos de la cara.

Exactamente en qué consiste el Yoga.

En una sesión de Yoga, que duran entre una hora y una hora y media, se practican diferentes asanas o bien posturas armonizadas con la respiración, que ayudan tanto para el cuerpo y para la mente. Las asanas tienen diferentes grados de complejidad, desde las más simples para principiantes, hasta las más extremas que practican los aprendices avanzados.

La mayor parte de las clases acostumbran a iniciar con un calentamiento llamado “Saludos al Sol”, que abarca una sucesión activa de posiciones que comienzan de pie y nos hacen bajar hasta el suelo para calentar y lubricar músculos y articulaciones. Todo ello conjuntado con la respiración, que nos ayuda a producir calor y energía corporal.

Tras el calentamiento se empieza con las asanas o bien con posiciones estáticas, siempre y en todo momento efectuando una postura y su contra postura para trabajar el cuerpo y la musculatura de forma equilibrada. Si la clase es activa, como en el caso del Yoga Flow, Power, Dinámico o bien Asthanga, las asanas se van a hacer en movimiento, de forma fluida.

Todas y cada una de las clases de Yoga finalizan con una relajación de unos diez o bien quince minutos mientras se regresa al cuerpo y a la mente a la calma. Conforme el estilo de Yoga o bien del maestro, se puede realizar una meditación final.

El Yoga puede practicarse en un centro especializado o bien club deportivo o en su caso, cuando se ha aprendido la técnica adecuada y las asanas, continuar una práctica personal (sadana), lo que nos deja hacer ejercicio y calmar nuestra mente donde nos encontremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio
×